Entidad colaboradora:

logo
Hace poquito, el APA del colegio de mis hijos, nos pidió ayuda para la fiesta del cole, necesitaban que entre todos aportáramos cosas para sortear o vender el día de la fiesta de fin de curso y así poder recaudar fondos para las acciones solidarias que se llevan a cabo en el colegio.
 
Enseguida nos acordamos de Mar de  Ideas en Dulce,  ya nos había comentado en alguna ocasión que tenía ganas de realizar un taller solidario. Así que en cuanto lo supo, estuvo encantada con la propuesta.
 
“Taller solidario de Decoración de Galletas”
 
¿Queréis saber como lo pasamos? 
 
¡Pues fue increíble! pensábamos que al ser el rango de edad bastante amplio, el ritmo del taller podría no ser el adecuado para alguno de los asistentes, y sin embargo nos equivocamos los más mayores son más perfeccionistas y le dedican más tiempo a los detalles, y así los pequeños tienen tiempo suficiente para ir realizando cada uno de los pasos. 
 
Tuvimos grandes artistas entre los asistentes al taller, y el tiempo pasó volando, pero lo más importante es que todos lo pasamos bien, y contribuimos un poquito con la labor solidaria del colegio.
 
  planes niños Madrid Decoracion galletas
 
 
Muchas gracias a todos por venir, al cole por cedernos el aula y al AMPA por ayudarnos con el taller.
 
Si quieres realizar un taller en tu cole o en tu comunidad o incluso en tu casa mándanos un email a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. y te lo organizamos.
 

Yo creo que prácticamente a todos los niños les gusta ponerse un delantal y mancharse de harina, y es que la cocina puede convertirse en una actividad familiar de lo más entretenida. Da igual si se trata de una pizza, una ensalada o una tarta, cualquier receta es válida para pasar un buen rato con los peques.

 

El hecho es que esta actividad, además de proporcionarte un buen rato en familia, te da la oportunidad de sacar temas de conversación que quizás en otro momento no te acordarías de mencionarles, como por ejemplo explicarles por qué es tan importante lavar las frutas y verduras, o no romper una cadena de frío, o incluso las propiedades que tiene cada uno de los alimentos, las proteínas, los hidratos de carbono. También puedes repasar mates, porque las recetas siempre utilizan medidas (el doble, 100 gr. ½ kg. ¼ l).

 

Cualquier momento es bueno para empezar a cocinar con ellos, pero hay uno que nos gusta especialmente: cuando se trata de preparar un postre especial o una tarta de cumpleaños. Para ellos tiene un doble aliciente, primero el pasar un buen cocinando en familia, y luego el reconocimiento a un trabajo bien hecho. ¡Madre mía! qué orgullosos se ponen cuando le dices a todos que esa magnífica tarta la habéis hecho entre todos.

Nosotros hemos asistido a un curso de decoración de galletas con fondant, y es como jugar con plastilina ¡os va a encantar!. También hemos decorado algún cupcake (la de la foto es nuestra) y es muy divertido, además están buenísimos.

Os dejamos una buena selección de cursos online baratitos que hemos encontrado en la web Mi plan con hijos para elaborar tartas de cumpleaños y cupcakes ¡tienen una pinta estupenda!

El Capricho es un parque situado en La Alameda de Osuna, poco conocido, o al menos no tan famoso como otros. Su nombre viene porque un noble madrileño se lo construyó a su esposa para que está no se aburriera, ahí queda eso, original que era él.
 
En el parque podemos encontrar,  casino, una iglesia, una rosaleda, y hasta un laberinto, todo rodeado de inmensos y majestuosos jardines. Incluso hay un pequeño lago con patitos y cisnes negros.
 
Es un parque diferente,  no hay columpios ni zonas de juego infantiles, no se puede pasar comida, en la entrada hay un torno donde los encargados del parque controlan el aforo. Existe un horario para poder visitarlo. A priori parece todo malo, y sin embargo la visita a este parque merece la pena.
 
Es ideal para un paseo romántico con tu pareja, para aprovechar y hacer una  sesión fotográfica en un entorno incomparable, o para disfrutar de un ratito de tranquilidad lejos del ruido de la ciudad.
 
Sin embargo nosotros fuimos a visitarlo conlafamily por lo que tuvimos que improvisar sobre la marcha, los peques empezaban a ponerse nerviosos, y es que señores míos no se puede enseñar a un niño un laberinto y no dejarle entrar!!! Ese fue uno de los momentos más críticos, los pobres decían, “para que hemos venido aquí si no se puede hacer  nada”. Así que echamos mano de la cámara de fotos y decidimos hacer una sesión de fotos para entretenerlos y funcionó !!. Menos mal que empezaron a relajarse y disfrutar.
 
Así que si no conocéis El Capricho y queréis visitarlo con niños, nuestro consejo, no olvidéis la cámara de fotos y aprovechar el entorno.

Página 2 de 2