Entidad colaboradora:

logo

"Mamá, ojalá se me olvidaran las pistas para volver a hacerlo", "¡Mola mazo!" "Jo, yo quiero volverlo a hacer". Esto fue lo primero que dijeron nuestros peques nada más terminar este divertido juego. Se trata de Atrapados en el Museo, un juego de escape para mayores, pequeños y medianos la mar de divertido.

Tras recibir las indicaciones de cómo funciona el juego y un walkie talkie, el grupo entró en una sala de exposiciones donde el vigilante les encierra accidentalmente. A través de pistas, acertijos, astucia y trabajo en equipo fueron descubriendo códigos y llaves que abrían diferentes candados hasta dar con la clave que les permitió salir a tiempo, porque ¡solo tienen una hora!.

Y si te bloqueas, no te preocupes, puedes pedir ayuda a través del walkie, ya que el vigilante de la exposición sigue con detalle los movimientos y avances del grupo a través de la cámara de control que hay en la sala.

Importado de Hungría, este juego es toda una experiencia que merece la pena vivir en familia. Puedes ver todos los detalles en https://lasalida.net/.