Entidad colaboradora:

logo
15.00€
 
12.00€
 

El rock suena en familia

Teatro Figaro
Disfruta en compañía de tus hijos de la historia del rock, desde sus orígenes hasta nuestros día. octubre, noviembre y Diciembre Domingos a las 12:30h. Promoción limitada, busca tu butaca en oferta con hasta un 20% de Dto.
 
12.00€
 
Valor
15.00€
Dto.
20%
Ahorro
3.00€
Tiempo restante
2018/06/25 09:41:58 2018/12/30 11:30:00 00 días00 h00 m00 s
Oferta asegurada! 
Se ha llegado al mínimo de compradores para asegurar la oferta

Comparte esta oferta

Descripción

El rock suena... en familia es un espectáculo musical, didáctico e interactivo dirigido a las familias, en el que padres e hijos pueden disfrutar juntos de un recorrido por la historia de la música moderna, a través de un género musical tan cercano a niños y adultos como es el Rock and Roll.

A lo largo del espectáculo aparecen, totalmente caracterizados, diferentes personajes emblemáticos de la historia de la música moderna, como Elvis Presley, Paul McCartney o Angus Young (AC/DC) entre otros, para cantar y contar en primera persona su aportación musical, sus valores personales o sus formas de entender la vida.

Dicen que “los viejos rockeros nunca mueren”. El rock and roll nunca morirá gracias a todos aquellos que, aunque siguen cumpliendo años, mantienen el espíritu joven y siguen disfrutando de la música de la misma manera que lo hacían en su juventud.

Condiciones

  • Entradas desde 12€ (gastos de gestión no incluidos).
  • Promoción limitada, busca tu butaca en oferta con hasta un 20% de Dto.
  • Menores de 24 meses que no ocupen butaca no pagan entrada.Los menores deberán ir acompañados de un adulto.
  • Duración aprox: 90 minutos.
  • Una vez comenzada la función, no se permitirá el acceso a la sala.

Opiniones de los clientes

Aún no hay opiniones

Smedia - Teatro Figaro

El edificio que alberga el Teatro Fígaro es obra del arquitecto Felipe López Delgado, un creador que decantó su obra hacia el estilo racionalista. Originalmente, el inmueble fue diseñado exclusivamente para dar cabida a proyecciones cinematográficas, aunque en el curso de su construcción se decidió adaptarlo para representaciones teatrales e instalar en la sala un pequeño escenario, que fue ampliándose con el paso de los años. Su inauguración se remonta a noviembre de 1931, con un diseño que sirvió para que Felipe López Delgado fuera distinguido con la segunda medalla de la Exposición Nacional de Bellas Artes de 1932.